El cerebro: Cómo mantenerlo bien surtido


Las consecuencias de una mala alimentación son bien conocidas y se encuentran ampliamente difundidas. Desde problemas cardiovasculares a desequilibrios hormonales, hasta la diabetes. El exceso de comida chatarra, azúcar y la falta de una alimentación balanceada, pueden generar problemas crónicos que disminuyan considerablemente nuestra calidad de vida; si bien se habla mucho de estas consecuencias, poco se habla de los efectos que tiene la alimentación sobre el cerebro, órgano que regula todas las funciones corporales.

Es de conocimiento popular que el cerebro consume 20% de la energía usada por nuestro cuerpo. Este dato resulta coherente con el hecho de que el cerebro es el principal órgano, encargado de coordinar casi todas las funciones corporales que nos permiten vivir. Es debido a esto que mantenerlo bien surtido es una parte esencial de una salud integral.

Los mensajeros del cerebro, los neurotransmisores Los neurotransmisores son sustancias que se producen, almacenan y liberan principalmente en el cerebro, por lo general, los neurotransmisores hacen las veces de un mensajero cumpliendo la función de empezar, mantener, regular o detener uno o varios procesos corporales.

Un neurotransmisor muy conocido es la adrenalina, el cual es producido y liberado en situaciones de mucho estrés; cuando se percibe un riesgo para la vida, este neurotransmisor se encarga de incrementar el ritmo cardíaco, la tensión muscular y la dilatación de los vasos sanguíneos para facilitar la supervivencia. Otro neurotransmisor muy popular es la serotonina, el cual se asocia directamente con la sensación de placer; sin embargo, sus funciones abarcan el funcionamiento vascular, la frecuencia cardíaca, el ciclo circadiano y la regulación de la temperatura corporal. Existe un amplio abanico de neurotransmisores -se han encontrado alrededor de 50-, todos ellos útiles y necesarios en mayor o menor medida; por lo tanto, es importante saber qué alimentos ayudan a mantenerlos a todos en sus niveles correctos.

Por suerte para nosotros, casi todos los neurotransmisores son sintetizados a partir de las mismas sustancias -proteínas y aminoácidos en su mayoría-, por lo que no tenemos que ingerir alimentos específicos para cada uno en particular; no obstante, les mencionaré algunas comidas que pueden influir directamente en la generación de serotonina, uno de los neurotransmisores más importantes y con más funciones regulatorias.
La Serotonina se genera a partir de una sustancia llamada triptófano, un aminoácido que se encuentra en el queso, la carne magra, el pescado, las legumbres y las nueces. Un dato curioso respecto al triptófano y el chocolate, es que este último no genera directamente la encima, lo que hace es facilitar su absorción. ¿Le han dado antojos de chocolate o algo dulce en un día difícil? Bueno, puede que necesite un incremento en sus niveles de serotonina para regular alguna de sus funciones corporales.

Otro elemento fundamental que debemos mantener bajo control es el Hierro. Las células cerebrales utilizan hierro para su funcionamiento normal a cualquier edad y este mineral interviene en la función y síntesis de neurotransmisores. Por ello, la deficiencia en hierro se relaciona con menor capacidad de concentración, de atención y de memoria y menor rendimiento escolar o laboral.

Los alimentos más ricos en hierro son: almejas, berberechos y similares, levadura, morcilla, vísceras -hígado, riñón-, pescados, legumbres, frutos secos o cereales integrales. Los alimentos vegetales contienen hierro de menor absorción por el organismo. No obstante, combinándolos con alimentos ricos en vitamina C o en proteínas, aumenta la absorción orgánica de este mineral.

Durante este breve artículo he tratado de cubrir las principales fuentes de nutrición, que el cerebro necesita para su correcto funcionamiento; sin embargo, los invito a profundizar en el tema, ya que aún queda mucho por aprender. Espero que este artículo les resulte beneficioso para su bienestar integral.

IR A PAGINA PRINCIPAL Siguiente Artículo