Intolerancia


En la edición de este mes quiero compartirles una de las explicaciones psicológicas para la intolerancia y cómo podemos volvernos más tolerantes con el tiempo y la práctica.

Antes de entrar en materia, me parece oportuno traer aquella regla de convivencia que algunas familias implementan para mantener la paz en el hogar. ¿Alguna idea de a qué hago referencia? Piénselo por un momento antes de continuar leyendo.

Repita conmigo: En la mesa no se habla ni de religión ni de política. (a veces ni de fútbol) ¿Le suena? Bueno, tiene mucho que ver con el tema de hoy y es que esta medida está directamente relacionada con el grado de tolerancia, que algunos individuos pueden tener frente a opiniones y creencias ajenas. Ahora sí, entremos en materia.

Empecemos por definir el término, ¿Qué es intolerancia? Como lo define la RAE, la intolerancia es la carencia de tolerancia, esta definición no resulta muy útil si no tenemos claro qué es la tolerancia. La tolerancia es definida como: “Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás, cuando son diferentes o contrarias a las nuestras” Siendo así, una persona intolerante sería aquella que no respeta las ideas, creencias o prácticas de los demás, cuando son diferentes o contrarias a las suyas. Resulta entonces interesante la pregunta ¿cómo se explica el origen de la intolerancia? Sesgo de confirmación: A través del tiempo, nuestro cerebro ha encontrado muchos mecanismos para facilitar su trabajo de procesar información. Uno de estos mecanismos son los sesgos; le invito a investigar un poco más sobre este interesante tema, ya que existen múltiples sesgos en los que podemos estar incurriendo a la hora de informarnos sobre el mundo. En todo caso, el día de hoy solo nos compete el sesgo de confirmación.

Este sesgo lo que hace es que de forma deliberada o sin darnos cuenta, solo veamos información que está de acuerdo con nuestra opinión. ¿Le ha pasado que cambia de canal cuando lo que se dice está en contra de lo que usted piensa? O que simplemente ¿prefiere no discutir ciertos temas con otras personas, por no exponerse a opiniones distintas? O que ¿En la mesa no se habla ni de religión ni de política? Al exponernos solo a medios y círculos que comparten nuestra opinión, podemos entrar en lo que se conoce como una cámara de eco o de resonancia, donde al no haber nadie que nos lleve la contraria, nos convencemos de que lo que pensamos es la opinión de todos los demás, que es la opinión correcta y que cualquiera que piense o actúe de forma distinta está equivocado.

Esta cámara de eco impide que veamos los grises que existen en todo lo que nos rodea y nos engaña para que veamos el mundo en blanco y negro.

Hay que dejar claro que el exponerse a otras opiniones no tiene como objetivo modificar la propia, al menos no en un comienzo, esto puede ser una consecuencia a mediano o largo plazo. El objetivo de la exposición es entender la opinión contraria, este entendimiento puede incluso llevarnos a reafirmar nuestra postura inicial y tener argumentos más sólidos para defenderla desde la comprensión de la postura opuesta. Lo invito a hacer un ejercicio; encuentre cual es la opinión más radical que tiene, busque los argumentos que esgrime para defender esa opinión. Si en el proceso se da cuenta de que no tiene argumentos, no se preocupe ni se sienta mal, puede que por nuestro sesgo nunca hayamos tenido que defender la posición y nunca hayamos tenido que argumentar al respecto.

Una vez tenga los argumentos, contrástelos con los argumentos de las personas que alegan a favor de la postura opuesta. Repito, el fin de este ejercicio es entender a los demás, con el fin último de fortalecer la tolerancia, no se centre en que el otro piensa diferente, entienda por qué lo hace. Entonces, cuando su hija, hermano, abuelo, nieta, sobrino... quiera dar su punto de vista religioso, político, deportivo… En la mesa, déjelo, escuche, entienda sus argumentos, no con el fin de convencerlo de lo contrario, solo con el fin de saber qué piensa y por qué piensa de esa forma

IR A PAGINA PRINCIPAL Siguiente Artículo