Diez eventos que no se encuentran amparados por el seguro de bienes comunes en la PH


La ley 675 de 2001 exige a todos los edificios o conjuntos sometidos al régimen de propiedad horizontal, asegurar los Bienes Comunes que sean susceptibles de ser asegurados contra los riesgos de incendio y terremoto; sin embargo, no menciona la obligatoriedad ni el monto en relación con la Responsabilidad Civil Extracontractual. Aunque es un amparo muy importante en la póliza de la copropiedad, no es responsabilidad de la administración determinar el límite asegurado y este se determina según la capacidad de compra establecida en el presupuesto. A continuación, se mencionan otras situaciones, que frecuentemente son fundamento de reclamación a las compañías aseguradoras, sobre las cuales es importante tomar medidas a tiempo, para prevenir que se presenten o en su defecto, dar el adecuado manejo:

● En las temporadas invernales, estamos viendo cómo anegaciones conllevan serios daños causados por el agua, a las casas o apartamentos de los propietarios. Estos hechos tienen su origen en eventos de la naturaleza, lo cual exime de responsabilidad a la administración y a la copropiedad, salvo que estos daños se hubiesen podido prever y existiese falta de gestión por parte del administrador.

● Todos los edificios nuevos, sufren de asentamiento durante algunos años. Este evento, no está amparado en la póliza de Bienes Comunes, pero tampoco es responsabilidad del administrador. Este es un hecho cierto en el cual, durante algunos años, es amparado por el constructor, pero posteriormente es responsabilidad exclusiva de los copropietarios.

● Los errores o deficiencias constructivas en Bienes Privados, deben ser reclamados por el propietario del bien, por lo tanto, el arreglo o reclamo ante el constructor, nada tienen que ver con la administración.

Así mismo, el arreglo de estos eventos, no son objeto de cobertura de la póliza de Bienes Comunes.

● Los daños causados “entre” copropietarios, son responsabilidad exclusiva de ellos, sin embargo, muchos administradores tienden a afectar su póliza de Bienes Comunes sin tener en cuenta que: el límite para estos eventos, suele ser bajo o inexistente en algunas aseguradoras; si usted reclama ante la aseguradora, el deducible podrá ser a cargo de la copropiedad según se determine en la póliza y por último, cualquier reclamación afectará seriamente el costo de la póliza o su no renovación al vencimiento.

● Si la fachada del Edificio, es totalmente en vidrio, tenga en cuenta que la copropiedad debe contemplar un rubro para el cambio de los vidrios afectados por los cambios en las condiciones climáticas (Calor / Frío), así como el asentamiento del edificio y el deterioro en los marcos de las ventanas. Estos factores conllevan a la fractura o rotura total de algunos vidrios, hechos excluidos en la póliza de Bienes Comunes y obviamente de su responsabilidad frente a estos hechos.

● Los daños causados por contratistas de los copropietarios, son responsabilidad exclusiva del copropietario o contratista, quien debió haber presentado una póliza de responsabilidad Civil Extracontractual al copropietario, o en su defecto, este último, haber adquirido la misma para su tranquilidad.

● No son frecuentes los choques simples entre copropietarios en los parqueaderos de las zonas comunes de la copropiedad, sin embargo, la resolución de estos conflictos, son responsabilidad exclusiva de los propietarios de los vehículos, de las aseguradoras donde estos se encuentren asegurados o en última instancia, de las autoridades de tránsito correspondientes, si a ello hubiere lugar.

● El mantenimiento de árboles ubicados en el exterior de las copropiedades, corresponde exclusivamente a los entes de control de cada ciudad o municipio, por lo tanto, la caída de estos y los posibles daños causados a Bienes Privados son responsabilidad de las entidades de control a que corresponda.

● El cuidado de joyas, dólares, oro, cuadros, esculturas y otros bienes ubicados en los apartamentos de los copropietarios, no están bajo la responsabilidad de la administración ni de la empresa de vigilancia, por lo tanto, el hurto de estos artículos, aunque causan malestar al interior de la copropiedad, no son del resorte de la administración. Lo anterior, sin perjuicio del resultado que arrojen las investigaciones que se adelanten en cada caso particular.

● Los daños o lesiones causadas por mascotas, son responsabilidad de sus propietarios, así como lo es, el cumplimiento de las normas establecidas para los tenedores de las mismas. -Ley 2054 de 2020, Art 117-

Anterior Artículo Siguiente Artículo